Donde la dieta te lleve

La dieta equilibrada no es necesariamente una Dieta Saludable

Pero una Dieta “Equilibrada” no tiene por qué ser necesariamente una Dieta Saludable. Desgraciadamente, este concepto se ha enseñado y divulgado de una manera muy parca.

A efectos prácticos una Dieta Equilibrada había que construirla bajo unos porcentajes con poco margen de variabilidad, correspondientes al porcentaje de la energía total de la dieta que aportaba cada nutiente. De esta manera, una Dieta Equilibrada “de libro” debía tener un 50-60% de su Energía proveniente de los Hidratos de Carbono, un 20-30% correspondiente a las Grasas y Aceites, dejando el 15-20% para las Proteínas.

Es cierto que esos rangos incluían matizaciones cualitativas relativas al perfil lipídico (calidad de la grasa) o un límite de azúcar dentro de los hidratos de carbono. Pero se le ha dado demasiado peso al porcentaje de la Ingesta Calórica Total que ocupaban en la dieta. De esta manera estos rangos de porcentajes acababan provocando que el el 55-30-15 fuese a la Dietética, como el 4-4-2 al fútbol hace años.

El Plato nutricional:  Adiós a la pirámide nutricional

Adiós a la pirámide nutricional. Bienvenido plato nutricional: Healthy Eating Plate. ¿qué puede ser más útil que un plato?. El nuevo icono que relegará al olvido a la pirámide es mucho más sencillo y las autoridades estadounidenses confían en que cumpla mejor su función: es un plato dividido en los cuatro grupos de alimentos que deben tomarse a diario para llevar una dieta equilibrada: verduras, cereales, proteínas y frutas (en ese orden), acompañados de productos lácteos. La campaña, denominada ‘MyPlate’, ha sido presentada por la primera dama Michelle Obama junto al secretario de Agricultura, Tom Vilsack, y la principal responsable de la Sanidad pública en EEUU, Regina Benjamin.

El Plato para Comer Saludable, creado por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard y los editores en Publicaciones de Salud de Harvard, es una guía para crear comidas saludables y balanceadas – ya sean servidas en un plato o empacadas para llevar en la merienda o almuerzo. Coloque una copia en su refrigerador/nevera para que recuerde a diario preparar comidas saludables y balanceadas.

https://cdn1.sph.harvard.edu/wp-content/uploads/sites/30/2015/02/Spanish_General_HEP_Feb2015.jpg

A la dieta mediterránea le sale un oponente sano, la dieta paleolítica.

Un grupo de suecos (2007) han experimentado una drástica bajada en su nivel de azúcar tras haberse sometido 3 meses a una dieta “paleolítica”, según informaron científicos de aquel país nórdico, quienes descubrieron que una dieta libre de cereales y productos lácteos funciona mejor que la recomendada dieta Mediterránea. Fuente: Science.

La dieta Dukan

Comenzando por el final. Hemos de advertir que el creador de esta dieta, el médico francés Pierre Dukan, fue expulsado del Colegio Oficial de Médicos en enero del  año 2014 y en estos momentos ya no puede ejercer como profesional de la salud. La expulsión de Dukan venía precedida de multitud de denuncias, que incluían una suspensión temporal en 2013, cuando el facultativo francés prescribió un medicamento indicado contra la diabetes a un paciente que tan solo quería adelgazar.

El “método de Dukan” se basa en premisas muy básicas, aunque bastante estrictas, desarrollando una dieta que se apoya en el consumo masivo de proteínas procedentes de carne y pescado, y olvidando parcial o totalmente otros productos como la fruta, los hidratos de carbono o la verdura. En su lugar se sustituyen por complementos como el salvado de avena.

De Okinawa hacia una dieta macrobiotica

Una de las poblaciones más longevas del planeta vive en la isla japonesa de Okinawa. Su alimentación es lo más parecido a lo que se conoce como dieta MACROBIOTICA. La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Ying Yan y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias orientales, donde alimentación, medicina e incluso espiritualidad culturalmente se presentan unidas. Y sus costumbres y modo de vida espiritual tienden a alcanzar la armonía y la tranquilidad.

Aún así, se encuentran principios equivalentes a los de la alimentación macrobiótica en la mayoría de cocinas ancestrales del mundo entero, incluso en las occidentales (en especial el hecho de tomar cereales y otras gramíneas como alimento de base, bajo forma de grano o de harina).

La macrobiótica es se basa en la ingesta de cereal integral ecólogico (intentando evitar el trigo actual): quinoa, arroz, mijo. Verduras (exceptuando las solenaceas) frutas, legumbres, semillas, algas y ocasionalmente o muy de vez en cuando algo de pescado o carne dependiendo de donde se viva; aunque cazada o pescada para la ocasión.

En esta alimentación no se incluyen: lácteos, azúcar, café, bebidas carbonatadas, alimentos procesados, etc. Comparte algunos principios con la paleo pero el principal no, ya que en la macrobiótica la energía principalmente viene de los cereales precisamente.

 

Anuncios