Que la ciencia te acompañe

Flores para Algernon

Flores para Algernon (Flowers for Algernon) es un relato de ciencia ficción escrito por Daniel Keyes y publicado por primera vez en abril de 1959 en The Magazine of Fantasy & Science Fiction en forma de novela corta.

Recibió el premio Hugo en 1959, el premio Nébula en 1966 por su ampliación a novela, y se hicieron versiones cinematográficas en 1968 (Charly, que le proporcionó el Oscar al actor Cliff Robertson), y una para televisión en 2000.

Sigue leyendo

Por amor a la Física

Por amor a la Física de Walter Lewin

Cuando empezaron a enseñarnos ciencias en el colegio y más tarde en el instituto, los profesores nos hablaban de cosas como la luz, la electricidad o el magnetismo, pero todo quedaba en un plano tan abstracto que costaba pasar más allá de fórmulas, problemas y ejercicios. En algún momento de mi vida, y en la de muchos otros adolescentes, perdimos la conexión entre la grandiosidad de la ciencia y los fenómenos reales, entre aquellos montones de pedagógicos ejercicios con los que llenábamos los cuadernos y algunas hojas sueltas.

Los que tuvieron un profesor parecido a Walter Lewin, quizá corrieron otra suerte. Este astrofísico de pasó 43 años de su vida dando clases en el MIT y transmitiendo la pasión por la Física a sus alumnos. Los vídeos de sus clases lo han convertido en una especie de leyenda y son utilizados por profesores de todo el mundo para intentar transmitir esa pasión a los estudiantes.

Sigue leyendo

La cuchara menguante

La cuchara menguante y otros relatos veraces de locura, amor y la historia del mundo a partir de la tabla periódica de los elementos de Sam Kean.

TODO en química tiene una razón de ser, que además, suele ser ingeniosa, elegante, incluso artística. Si uno llega a ese punto, ver y comprender la química, casi como de un truco magia, me temo que ya no hay vuelta atrás…, estás irremediablemente condenado al placer oculto de disfrutar de la ciencia. Este libro favorece esta inmersión en las aguas de la química. Uno de los libros más amenos de divulgación que he leído, a pesar de tratar aspectos académicos complejos de la química: la tabla periódica. Libro que espero releer. Y releer.

Según Sam Kean, en su libro La cuchara menguante: nos habla del galio:

El galio:

Veamos como se derrite una cuchara en un vaso de agua, no es magia, es química.

“Todo buen científico sabe que el galio es el elemento de la tabla periódica al que uno debe acudir si tiene invitados en casa. Aunque a temperatura ambiente es sólido, este metal tiene una propiedad única y muy poco conocida, se funde a 30 ºC. Así que no hay más que fabricar unas cucharitas con este elemento, servir el café… y observar las caras que ponen los invitados al ver cómo esta desaparece.”  Sam Kean. Sigue leyendo

Una breve historia de casi todo

Esta considerado como uno de los mejores libros de divulgación científica que no es poco. Muy entretenido, engancha y lo mejor: es cercano, no exige tener conocimientos científicos. Si tienes sed, hambre y ganas de disfrutar con la lectura este es un buen libro de divulgación. Escrito por un excelente divulgador y periodista. Da un paseo rápido y general a toda la ciencia actual, y a pesar de dar un sin fin de referencias, nombres y fechas, en ningún momento se hace pesado.

Recuerda, en el tono filosófico, algo a Carl Sagan pero con suaves toques de humor inglés. Y como él mismo advierte en el prólogo de Una breve historia de casi todo, de joven nunca veía saciadas sus verdaderas dudas cuando miraba sus libros de texto de ciencias. Podía ver, por ejemplo, las capas internas de la tierra, el núcleo de magma… pero su manual no ahondaba en los interrogantes que cualquiera se plantearía ante semejante imagen: ¿cómo es posible que no notemos el calor de ese infierno que hay bajo tierra, por ejemplo?

Y con esa actitud infantil, Bryson a lo largo de su libro, unas 500 paginas, condensa trece mil millones de años de historia, de forma entretenida, con anécdotas interesantes y guiños al lector. Quisieras retenerlo todo, pero no es posible. Además te obliga a leer a velocidad de vértigo. Y es que, como decía Jorge Wagensberg: no hay que confundir rigor científico con rigor mortis.

He disfrutado como si fuera la primera vez que leía un libro, un libro de buena divulgación sobre temas de ciencia en general.

Y en los últimos párrafos del libro dice: “Si este libro contiene una lección, esa lección es que somos terriblemente afortunados por estar aquí…y en ese somos quiero incluir a todos los seres vivos. Llegar a generar cualquier tipo de vida, sea la que sea, parece ser todo un triunfo en este universo nuestro. Como humanos somos doblemente afortunados. No solo gozamos del privilegio de la existencia sino también de la capacidad singular de apreciarlo e incluso, en muchísimos sentidos, de mejorarla…….llevamos por aquí sólo un 0,0001 % de la existencia de la Tierra…..pero incluso existir durante ese breve espacio de tiempo ha exigido una cadena casi interminable de buena suerte.

Estamos en realidad en el principio de todo….asegurarse de que nunca encontremos el final….exigirá muchísimo más que golpes de buena suerte”.

Como contrapunto. Un video. Una breve historia de todo de Neil deGrasse T